miércoles, 30 de diciembre de 2009

Flor



Te voy a comprar tu sombra de ojos preferida, los bindins y la purpurina, para que te maquilles de hada y de noche, como a ti tanto te gusta, y te vestiré de colores y de vida y te sacaré a las calles oscuras y húmedas, a que las ilumines enteras con tu risa, a que cambies las expresiones de la gente con tus bailes a tu paso, a que alegres durante un instante la vida gris de las chicas que se te acercan pasmadas en la cola de los baños, sólo para verte mejor de cerca, sólo para hablarte un momento y empaparse de eso que ellas ni siquieran conocen, y tú respiras, que es alegría de estar aquí y ahora y vivir y ser solamente tú misma. Con tus zapatitos rojos te dejaré que te pongas las alas de alambre y media, sólo en la discoteca, y que dances alrededor de la música que los demás oyen, pero tú escuchas; que gires alrededor en tu Danza en Espiral, que te cargues de energía y que beses entre las luces azules a quien tú tanto amas y, luego, me beses a mi; que entre desconocidos los besos tienen más lenguas y son más dulces. Saben más.

Te voy a dar cada cosa que me pidas mientras te deslizas distante entre ojos que te follan, mientras tú sólo sonries, porque ves más allá y sabes que no son nada, porque como nada se mueven, se tratan y se maltratan, como nada sobreviven sus vidas mientras tú nadas entre olas de energía. Y cuando te vayas, dejando a tu alrededor sonrisas y deseos, que se sacian en los cuerpos que se quedan, te sacaré a la luz del alba entre los sonidos de la ciudad que despierta, malhumorada, ajena, cansada, entre los estorninos que se desgañitan para alejar a la noche, para llamar a la luz del día, al rocio del alba que en la ciudad no  se encuentra, a las hojas de los árboles que les protejen del frío, a los coches feos, feos coches, que cagan durante la noche; y te llevaré en volandas en mis brazos mientras taconeas feliz y cansada, y borracha, divertida, encantadora, feliz como una lombriz, te desnudaré despacio; los zapatitos rojos serán lo último que desaparecerá bajo nuestra cama larga; te envolveré entre sábanas y me sentaré a tu lado hasta que cierres los ojos pintados de china y te duermas, y me duerma, y durmamos, y durmamos, y durmamos...




4 comentarios:

  1. Tú llegarás lejos...Eres lista, muy lista.

    ResponderEliminar
  2. Comparto tu opinión...no te entiendo un carajo, pero la comparto, jajaja.

    Es por no llevar la contraria :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este textos, me gustan mucho esas palabras...supongo que a alguna parte de mí, aquí dentro, le gusta escucharlas

    ResponderEliminar